Need Assistance? Call: 407.389.0712  •  Stay Connected: Find us on Facebook!Watch our YouTube Channel!Find us on Google +!Find us on Twitter!
Subscribe to our Newsletter!

Detalles

Interpretaciones musicales para personas sordas

Para los que escuchamos, la música no solo es una experiencia audible sino que está íntimamente relacionada con los recuerdos que llenan nuestra vida. Pero, ¿cómo es esa experiencia para las personas sordas? Empujados por esa pregunta, los miembros de Nerven&Zellen, agrupación chilena, están trabajando desde el 2009 en facilitarle a las personas sordas la construcción de memorias visuales de diferentes piezas musicales.
 
Nerven&Zellen empezó haciendo videos muy creativos de canciones conocidas. Estos videos tienen subtítulos, y, lo más importantes, es que son interpretados en lengua de señas por las chicas que forman parte de la agrupación. En ellos las chicas llevan todas el mismo vestuario corto y ajustado y las mismas pelucas llamativas. ¡Su interpretación es prácticamente una coreografía teatral! Aparte de sus videos y de otros proyectos, Nerven&Zellen ha acompañado a algunos grupos musicales durante sus conciertos interpretando las canciones de los grupos en lengua de señas. Su trabajo no es nada parecido a los interpretes que algunas veces ves en televisión. Las chicas del grupo hacen sus interpretaciones dignas de recordar. 
 
Todo este trabajo llevó al grupo a experimentar en otra forma de llevar la música para las personas sordas y en el 2015 creó un espectáculo llamado “Transmisor - Radio Visual”. Es, como dice María Siebald - directora de Transmisor -, “una radio que se mira”. 
 
Para lograr esa transmisión visual, Nerven&Zellen diseñó una estructura con 4 espacios independientes que montó en el Teatro IF de Santiago, en Chile, en abril de 2015. En cada espacio de esta estructura, una bailarina e interprete de lengua de señas interpretaba una canción de un artista diferente. Además de la interpretación en lengua de señas, los espacios integraban otros 2 elementos visuales. A los costados luces LED mostraban la altura y el volumen del sonido; y, en la parte superior, la pantalla de un osciloscopio mostraba en vivo la imagen de los cambios de la amplitud del sonido. Toda la interpretación era en silencio, haciendo que el público oyente y el no oyente estuvieran en igualdad de condiciones.
 




En palabras de María Siebald, con ese montaje su misión era “más que nosotras emocionarnos con la música, es transformarnos en la extensión de la voz del artista y transformarnos por un minuto en música. Somos música”. ¡Un reto muy ambicioso!
 




Dale una mirada a su trabajo y cuéntanos en nuestra página de Facebook qué te parece. ¿Lograron su misión? 

Comments: